El Ayuntamiento sigue sin iniciar la anunciada remodelación de la zona “que además no cubre las demandas de los vecinos que también reclaman mayor presencia policial para evitar las continuas concentraciones de coches en un descampado próximo a la zona de viviendas”, ha señalado el portavoz socialista, Manuel Fort.

Los vecinos de las proximidades al cementerio de Majadahonda están hartos del abandono y suciedad que sufre la zona. A los problemas de aparcamiento y seguridad vial provocados por el mal estado o la ausencia de aceras se suman los ruidos y suciedad provenientes del descampado cercano a las viviendas.

“Es incomprensible que llevemos más de un año reclamando obras que nunca llegan y que el Alcalde no se reúna con los vecinos para conocer sus demandas y acometer obras que solucionen sus problemas. En Majadahonda se gobierna por decreto y sin escuchar a los vecinos”, afirma el portavoz socialista.

Tras visitar la zona, Fort, comprobó de primera mano como numerosos vehículos utilizan el descampado junto al cementerio para realizar botellón y otras actividades molestas “que perturban la paz y el derecho al descanso de unos vecinos que se sienten abandonados por el Ayuntamiento”.

Fort ha solicitado al Alcalde en el Pleno Municipal que se acometan urgentemente obras de mejora en la zona que también incluyan la continuidad de la acera desde la rotonda del cementerio hasta el centro médico Averroes y se incremente la presencia policial en una zona olvidada.

Share This