Los socialistas señalan en la moción que presentaron en el último Pleno que la actual estación fija solo mide algunos contaminantes y no otros como las partículas denominadas PM2,5 como monóxido de carbono, benceno o arsénico que presentan un riesgo potencial para la salud.

Los socialistas han elevado al Pleno una propuesta para que el Ayuntamiento solicite a la Comunidad de Madrid la instalación de nuevos medidores de la calidad del aire en puntos como colegios y cerca de centros de salud, tal y como propone la Ley 7/2021, con el fin de detectar un mayor número de contaminantes y partículas que pueden afectar a la salud de los vecinos.

“En una ciudad que casi ha triplicado la población y el tráfico que ello conlleva, es de lógica que el aire que respiramos no es el mismo. Majadahonda tiene el privilegio de tener un pulmón verde pero debemos ponernos al día y disponer de más recursos para proteger el aire que respiramos frente a la contaminación y actualizarnos en esto al igual que otros muchos aspectos”, señala el portavoz socialista Manuel Fort.

La moción que ha sido aprobada ha contado con la colaboración de la Organización Sectorial de Medio Ambiente (OSMA) y está orientada en base a los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la Agenda 2030, que entre otro considera la movilidad urbana sostenible para municipios de más de 50.000 habitantes que deben establecer zonas de bajas emisiones desde el año 2023 y en concordancia, deben establecer criterios para mejorar la calidad del aire en puntos sensibles como colegios o centros de salud.

Share This